Sant Julià de Cerdanyola

Sant Julià de Cerdanyola: naturaleza y cultura por descubrir

Hoy comienzo la categoría de lugares de este blog hablando de Sant Julià de Cerdanyola, uno de mis rincones favoritos de Catalunya para desconectar. En este rápido recorrido, espero poder transmitiros todo lo que yo siento cada vez que lo visito. Sus maravillosos paisajes y la paz que se respiran lo convierten en un lugar casi mágico que espero que queráis conocer.

Sant Julià de Cerdanyola es un municipio de la comarca del Berguedà, situado en la parte de la considerada comarca natural del Alto Berguedà. Se encuentra situado a una altitud de casi 1.000 metros de altura y rodeado de sierras y cumbres preciosas, que convierten sus vistas en únicas y que le dan ese aire de territorio concreto dentro de la zona de la comarca natural. Sant Julià de Cerdanyola está limitado por los términos de la Nou de Berguedà, La Pobla de Lillet y Castell de l’Areny.

Vista de Sant Julià de Cerdanyola

Sant Julià de Cerdanyola había formado parte de las tierras del Monasterio de Sant Llorenç cerca de Bagà, pero más adelante se independizó y, de hecho, era su término lo que daba nombre al municipio que incluía, en aquellos tiempos, Guardiola de Berguedà , aunque en los años 30 del siglo XX las tornas se cambiaron y Guardiola adquirió la capitalidad. Más adelante, y ya inmersos en el periodo democrático, Sant Julià de Cerdanyola se independizó de Guardiola y formó su propio municipio a mediados de los 90.

Dentro del término de Sant Julià de Cerdanyola encontramos un lugar que lleva por nombre La Cruz y que nos permite contemplar toda la belleza que nos ofrece a su alrededor. En esta zona de recreo encontramos una mesa de orientación que indica, entre otros espacios, el Pedraforca, que podemos contemplar desde este punto.

De hecho, desde Sant Julià de Cerdanyola se pueden realizar varios itinerarios que nos invitan a conocer los entornos. Entre estas propuestas se encuentra la zona de Falgars, los llanos de San Cristóbal, la Sierra del Catllaràs, Sant Jaume de Frontanyà, el Roc de la Clusa, Malanyeu, La Nou de Berguedà y muchos otros.

Fuentes de Sant Julià de Cerdanyola

La fiesta más destacable de Sant Julià de Cerdanyola es la fiesta de la Fia-Faia que se celebra la noche del 24 de diciembre. En esa misma fecha también tiene lugar la Fia-Faia en Bagà; las dos fiestas empiezan en horarios diferentes para que la gente pueda asistir a las dos celebraciones.

Sant Julià de Cerdanyola está en la provincia deBarcelona y apenas tiene unos pocos más de 250 habitantes, por lo que se constituye en un lugar ideal para descansar del estrés de la ciudad. Como ya os he contado, a mí me encanta ir a mi Girona natal, pero Sant Julià de Cerdanyola se ha ganado un sitio como mi lugar de descanso.

Sus impresionantes paisajes son ideales para los amantes de la naturaleza y del senderismo, así que si estas son tus aficiones, no dudes en visitarlo, porque seguro que volverás a casa encantado.

Published by

Daniel Fernández

Daniel Fernández

Fotógrafo profesional, afincado en Barcelona pero natural de Girona. Soy un enamorado de Catalunya, su arte, sus costumbre y sus pueblos. Acompañadme en este viaje para conocer un poco mejor mi tierra.