Ruta modernista

Ruta modernista en Reus, conoce sus edificios

Hace un tiempo os hablé del Modernismo catalán, hoy quiero profundizar un poco más en este tema con una ruta modernista por Reus.

Si sois de los que os encanta la arquitectura modernista, un paseo por Reus os dejará bien satisfechos. Hay dudas sobre si Antoni Gaudí nació en la capital del Baix Camp o bien a la vecina población de Riudoms.

Lo que sí está claro es que el genial arquitecto vivió en Reus su infancia y juventud, pero ningún edificio de la ciudad lleva su firma. A pesar de este hecho singular, la conocida como “la ciudad de las compras” hierve modernismo por todos lados, muestra de la efervescencia cultural y comercial que había en Reus a finales del siglo XIX y principios del XX.

La ruta modernista

Reus

Casa Navas de Reus

El mejor lugar para iniciar el recorrido de esta ruta modernista es la emblemática y concurrida plaza del Mercadal. Es aquí donde está el Ayuntamiento renacentista, un montón de terrazas donde tomar el vermut, y también una casa esquinera bellísima: la casa Navàs. Montaner, uno de los grandes nombres del Modernismo, proyectó este edificio con planta baja para el negocio de tejidos de Joaquim

El  Gaudí Centre Reus es este un centro de interpretación de la obra del reconocido arquitecto, y que al mismo tiempo reivindica las raíces del genio. Primero os llevarán al piso de arriba, donde un espectacular audiovisual a tres bandas os introducirá en el particular mundo del pensador de la Sagrada Familia. A continuación, se abre una puerta, y entraréis en maquetas y reproducciones de gran tamaño de fragmentos de sus obras. Hay también elementos interactivos para entender mejor la arquitectura gaudiniana, o las respuestas a muchos de los enigmas que han ido surgiendo alrededor de Antoni Gaudí.

Caselles, el más prolífico

Ruta modernista por Reus

Hacer la ruta modernista os servirá, claro, no sólo para conocer los edificios de esta época arquitectónica, sino también para descubrir las calles de la capital del Baix Camp y sus plazas. Enseguida observaréis que se trata de una ciudad con una intensa actividad comercial.

Un buen ejemplo de vitalidad comercial es la calle que a continuación cogemos saliendo de la plaza del Mercadal, la de Monterols. Es la que nos lleva a la plaza de Prim, donde se encuentra el teatro Fortuny y la famosa escultura del general arriba del caballo. Antes de llegar a la plaza, en la citada calle, encontramos dos edificios modernistas: las casas Laguna y Carpa. Ambos de Pere Caselles i Tarrats. Influenciado por Montaner, de Caselles conoceremos un montón de obras en el transcurso del itinerario, ya que el reusense aplicó su saber en edificios civiles como arquitecto municipal.

Hay que decir que todos los edificios modernistas de Reus están muy bien indicados, ya que cada uno tiene una placa delante en la que se informa del nombre de su arquitecto y de los años de construcción.

Llegados a la plaza giramos a mano derecha por el arrabal de Santa Ana, por donde encontramos nuevos edificios modernistas. Uno es la casa Sierra, de Joan Rubió, que destaca por su fachada principal hecha toda ella de piedra. El otro es la casa Marco, del hijo de Montaner, el arquitecto Pere Domènech i Roura, un edificio de viviendas ya tardío dentro del Modernismo, del año 1926, esquinero y con una curiosa tribuna de diferentes formas geométricas.

La calle de Llovera

Ventanas de Pere Matas

Volvemos por donde hemos venido, y cuando tocamos de nuevo la plaza de Prim tomamos en esta ocasión la calle de Llovera, que nos queda a mano derecha. Es este el vial reusense con más arquitectura modernista, junto a la calle de San Juan en el que ya llegaremos más adelante. Apúntese estos números: 12, 17, 19-21, y 47-49. No son de ningún sorteo, sino los de las casas Bartolí, Querol, Tomás Jorge y Punyed.

La primera de José Subietas, el único edificio de este maestro de obras en Reus, y las otras tres de Caselles. Como también de Caselles son los siguientes edificios que conoceremos. Para ir a buscarlos, giramos a la izquierda tomando la avenida Prat de la Riba cuando hemos terminado la calle Llovera. Primero descubriremos la sencillez de la casa Sardà, y poco más allá el primer edificio modernista que encontramos que no está destinado a vivienda sino a la formación, y que son las escuelas que llevan el mismo nombre de la avenida y del primer presidente de la Mancomunidad de Cataluña. Llaman la atención los paneles cerámicos con dibujos azules sobre fondo blanco, obra de Francesc Labarta, y que representan cuatro episodios del Nuevo Testamento relacionados con la infancia.

La calle de San Juan

Matadero de Reus

Si vais bien de tiempo y os apetece caminar un poco, podeís tomar el paseo de Sunyer a mano izquierda y, pasada la rotonda de la plaza de las Ocas, pronto encontraréis la Estación Enológica y, al final, el matadero. Son dos construcciones grandes, y la primera, de Caselles, acoge hoy el Consejo Comarcal del Baix Camp y otras instituciones. La mejor perspectiva del conjunto se tiene desde la parte sur, pero id dando la vuelta para observar los muchos elementos exteriores interesantes.

En cuanto al Matadero, de nuevo intervino Caselles, en este caso en coordinación con Francisco Borrás, y es de los pocos ejemplos que quedan de arquitectura industrial del siglo XIX en la ciudad. Hoy dentro, y con una perfecta armonía entre nuevos usos y patrimonio histórico, encontrará la biblioteca central Xavier Amorós.

Espero que os haya gustado esta ruta modernista por Reus.