Cantautores en Cataluña

El universo de los cantantes en Cataluña

Cataluña es una tierra que siempre ha tenido una gran tradición de cantantes. Muchos de ellos se han consagrado como grandes figuras en España. Hoy os traigo una pequeña cronología de los cantautores en Cataluña.

La más importante de las cualidades de la música de cantautor, es que se ha definido, desde siempre, como un género donde el autor de la letra y de la música de una canción es el mismo. Las temáticas principales que engloba este estilo son las de reivindicación social, política y filosófica. Es un género que se caracteriza por criticar las injusticias del sistema, con pequeños matices relacionados con la juventud, el amor y el desamor.

La canción de autor tiene una gran tradición en los países de cultura mediterránea de Europa y en la mayor parte de América Latina, y vivió su punto álgido en las décadas de los 60 y 70 con artistas como Bob Dylan y Joan Baez como líderes. La canción Blowing in the wind de Dylan fue un éxito rotundo durante aquella época, lo que, a la larga, supuso que se convirtiera en el himno por excelencia de los cantautores, es incluso, una de las canciones más traducidas de la historia.

Lluís Llach

Paralelamente, la influencia de estos artistas también llegaba a Cataluña. La popularización de la música de cantautor catalana vino, en especial, de la mano de Joan Manuel Serrat y Lluís Llach. Ambos componentes del grupo de los Dieciséis jueces, del que dejaron de formar parte para llevar a cabo su carrera en solitario.

Serrat, a pesar de todas las críticas que recibió cuando decidió desdoblar su carrera musical tanto en catalán como en castellano, es uno de los pioneros españoles de este género. Canciones intimistas como Palabras de amor, Mediterráneo o Lucía han despuntado dentro del panorama musical del país abriendo fronteras a todos los cantautores posteriores.

Por otra parte, de Llach se pueden destacar la Estaca y Que tengamos suerte. La Estaca fue compuesta en plena dictadura franquista y es reconocida principalmente por ser una llamada a la unidad de acción para liberarse de los ligamentos fascistas y para conseguir la libertad social. Al contrario de Serrat, que resaltaba por el romanticismo de sus temas, Lluís Llach destacó más por su visión revolucionaria y nacionalista.

 

Roger Mas

De todo ello, sin embargo, a principios del siglo XXI sólo en perduraba una sutil demostración que quedó relegada a un segundo plano. Hubo pocos nuevos cantautores en Cataluña; los que más triunfaban eran los ya conocidos, como Pep Sala o Gerard Quintana -ambos ex componentes de bandas que ya habían revolucionado la música catalana años atrás-.

De todos modos, jóvenes emprendedores de entre los que se pueden destacar Roger Mas y Sanjosex lograron destapar el pozo en que había caído la música de cantautor durante este periodo. Carles Sanjosé, vocalista de Sanjosex, cree que “la canción de autor debe ir evolucionando a medida que pasa el tiempo y tiene que adaptarse a la actualidad musical del momento”. Para él, su triunfo no es sólo haber conseguido llegar a buena parte del público catalán, sino que es haber continuado con este tipo de música que tanto le gusta.

 

Carnavales en Catalunya

Carnavales en Catalunya: origen, evolución y celebraciones

El carnaval es posiblemente la fiesta que más personas celebran y disfrutan por todo el mundo. En Catalunya se celebra siempre coincidiendo con la luna nueva, en febrero o comienzos de marzo, de Jueves Lardero a Miércoles de Ceniza. Por eso, en este artículo conoceremos algunos de los principales carnavales en Catalunya.

En la fiesta, tiene importancia la llegada y el reinado del rey Carnestoltes y también el entierro de la sardina. Durante una semana, la transgresión y la sátira se adueñan de las calles, por donde desfilan comparsas y desfiles llenos de gente.

Cualquiera puede disfrazarse, siempre que no atraviese los límites establecidos porla ley. Digamos que se da plena libertad para expresarse abiertamente tanto a nivel de indumentaria como de pensamiento en las calles. Se trata de momentos de revuelta controlada en que el mundo se pone momentáneamente boca abajo y los excesos preceden los ayunos de la cuaresma.

Carnaval de Sitges

El Carnaval de Sitges, es uno de los carnavales en Catalunya mas conocidos, tiene un inicio muy peculiar: “l’Arribo” de Jueves Lardero, donde se reparte el Bando, un edicto de artículos burlescos que dicta el rey Carnestoltes.

Tras “l’Arribo”, el rey es recibido por la Corporación municipal y hace su “Predicot” (sermón) desde el balcón del Ayuntamiento, acompañado por los ministros de su gobierno que engloban el desenfreno.

A partir de aquí el Carnaval toma el poder de la ciudad de Sitges e inicia su breve reinado. Los momentos más álgidos de la fiesta son los desfiles del desenfreno del domingo y del exterminio del martes (fiesta local). En el primero, participan más de 50 carrozas y 3.500 personas, todas disfrazadas. El segundo, el gran clásico de la calle del Pecado, es aún más multitudinario que el primero.

Para los más pequeños existe la Rúa infantil del domingo. El Carnaval finaliza con el miércoles de Ceniza, cuando se celebra el entierro de su majestad Carnaval.

Carnaval de Solsona

Dentro de la historia de la ciudad de Solsona, 1971 es un año especial, pues se recupera la fiesta del Carnaval después de muchos años de haber estado prohibido. Ese año un grupo de jóvenes decidieron, con el apoyo de la población y de las autoridades locales, hacer llegar de nuevo después de 35 años el rey Carnestoltes, leer un sermón crítico y finalmente quemar el muñeco del rey el miércoles de ceniza, como había sido siempre la tradición, el acto conocido como entierro de la sardina.

Según dice una leyenda, antiguamente en Solsona hicieron subir un burro al campanario de la iglesia para que se comiera las hierbas que crecían. Es por este motivo que cada sábado y lunes de Carnaval se cuelga un burro de peluche en la torre que rocía el público que hay debajo con agua. También hay desfiles y actividades como las enramadas, pasacalles donde hay cabezudos y bailes de gigantes. Finalmente, se entierra al burro en la plaza.